La ovación

El liderazgo del entrenador, por Isidro Lapuente

Las necesidades del grupo son alcanzar una meta común, mantenerse unido como unidad de trabajo y responder a las necesidades individuales de las personas.

Volver

04/02/2018

El liderazgo del entrenador, por Isidro Lapuente

En el deporte hay tres tipos de autoridad: de posición, de conocimiento y de personalidad. La primera impuesta y no necesariamente de liderazgo. La segunda y tercera claves para un mayor liderazgo sobre el equipo.

Existen tres variables a la hora de trabajar en equipo: Personalidad y carácter del líder, Situación y Grupo. Cada grupo desarrolla una personalidad de equipo y estos se dividen a su vez en:

  1. Necesidad de alcanzar una meta común
  2. Necesidad de mantenerse unido como equipo de trabajo
  3. Necesidades de cada individuo en virtud de su naturaleza humana

Y a ello se une un valor añadido: la cohesión. Por esto, los líderes deben ejemplificar las cualidades. Deben ser entusiastas, enérgicos, tranquilos en momentos de crisis, y exigentes siendo justos. Con un conocimiento técnico y profesional demostrado.

Ya que las necesidades del grupo son alcanzar una meta común, mantenerse unido como unidad de trabajo y responder a las necesidades individuales de las personas, se hacen imprescindibles para lograr la cohesión de Equipo.

Si se siente uno valorado como individuo se aporta un valor añadido.

Foto: mundosilbato.es

Las funciones propias del liderazgo son: establecer objetivos (deben aceptarse más que imponerse), Planificar, Comunicar (explicar los objetivos y el plan claramente) y Organizar (dar instrucciones, delegar, preparar, apoyar, formar y supervisar todo lo relativo al trabajo).

Posteriormente supervisar y evaluar ya que si no se revisa o evalúa el rendimiento no  se va a tener información necesaria para la retroalimentación precisa y práctica. El objetivo de evaluar es para no cometer los mismos errores la próxima vez. Implica utilizar medidas, indicadores de rendimiento y objetivos. Si no se puede medir, no se puede dirigir.

Por esto se plantean tres fases de liderazgo: Conciencia, entendimiento y  capacidad. Que unido a los cuatro factores en la toma de decisiones: situación, madurez del grupo, organización y el propio líder,  proporcionan los estilos de liderazgo:

  1. Autoritario
  2. Democrático
  3. Laissez faire

El líder debe ser capaz de adaptar un tipo de comportamiento a una determinada urgencia, complejidad técnica o dificultad en la situación predominante. Hay que tener un propio estilo. El liderazgo es lo más personal del mundo.

Todo ello en base a:

  • Objetivos, planificación, comunicación, seguimiento y evaluación de metas.
  • Equipo: sentido de responsabilidad en todo lo relativo a meta, equipo e individuo.
  • La toma de decisiones, por experiencia del grupo y cultura organizacional.
  • Resultados a alcanzar.

 

Artículos relacionados