La ovación

La práctica de ejercicio físico durante el embarazo es muy saludable

Lo importante es practicar ejercicios adecuados y sin exagerar en lo que respecta al esfuerzo y la frecuencia

Volver

26/04/2018

La práctica de ejercicio físico durante el embarazo es muy saludable

El footing, el stretch​ing, la natación, el yoga y la gimnasia suave son los deportes más indicados para la embarazada, pues tonifican y estiran los músculos, y preparan para el trabajo del parto. Sin embargo, se deben evitar actividades más “fuertes”, como levantar pesas o practicar aeróbic.

Te detallamos algunos pequeños consejos:

  1. No realizar más de dos horas de gimnasia a la semana.
  2. Ir aumentando gradualmente los ejercicios, independientemente de la actividad que se practique.
  3. Modificar los ejercicios a medida que vaya creciendo la barriga, prestando especial atención a los de la franja abdominal.
  4. Respirar bien y profundamente mientras se hace deporte.
  5. Beber mucha agua, tanto antes como después del ejercicio físico.
  • Caminar. Las caminatas de unos 20 ó 30 minutos son buenas y no requieren que estés en forma. La irás cogiendo a medida que vayas saliendo a pasear.
  • Natación. Ayuda a tonificar los músculos sin forzarlos, además de ser un excelente ejercicio cardiovascular. Te sentirás especialmente cómoda en el agua durante el último trimestre, ya que el agua soportará tu peso.
  • Yoga. La práctica de yoga es recomendada para mejorar la flexibilidad, el equilibrio corporal y la circulación, entre otros beneficios.
  • Bicicleta. Lo ideal es practicar bicicleta fija para evitar el riesgo de caídas y golpes. Es importante que no te sobreexijas y que bebas muchos líquidos para compensar la pérdida de agua.
  • Tai-chi. La práctica de Tai-chi es ideal para mejorar el ritmo respiratorio, la postura y eliminar dolores y tensiones. Además, al igual que el yoga, ayuda a mejorar la flexibilidad y a tonificar los músculos de una manera progresiva y natural.

Actividades físicas no recomendadas:


Las actividades físicas que no se recomiendan son aquellas que pueden ser peligrosas o que conllevan riesgo de caídas y lesiones. Entre ellas se encuentran el esquí, la equitación, el polo, el rafting, el karate y las artes marciales, el boxeo, el basket, el patinaje, el squash y el buceo.

 

Artículos relacionados