La ovación

De la “BBC” sobran las “B”, sobre todo la que habla inglés

Gareth Bale no levanta cabeza mientras se agrandan nombres como los de Isco o Asensio

Volver

06/10/2017

De la “BBC” sobran las “B”, sobre todo la que habla inglés

Gabriel Rodríguez

Cristiano Ronaldo en la izquierda, Karim Benzema en el medio y Gareth Bale por la derecha –a pierna cambiada. “¡Vaya ataque!” “¡Qué envidia de delantera!” “¡Cómo me gustaría tenerlos en mi equipo jornada a jornada!”. Esto se podría escuchar en cualquier equipo de Europa. Pero últimamente se pudiera escuchar incluso en el Real Madrid.

Y es que ya han pasado más de cinco meses que los campeones de Europa y España no pueden colocar en un mismo partido a la tan mencionada –costosa- y mítica “BBC”. Un tridente en el que realmente Cristiano Ronaldo se ha erigido como estrella en el juego, en los goles y en la continuidad.

Mientras que Benzema es cuestionado por su poco gol, señalado por su hipotético poco compromiso y hasta falta de hambre en su juego, el galés ha nadado en un mar de lesiones prácticamente desde que llegó a la capital de España. Una tendencia que ha dejado la puerta abierta a otros jugadores y otras formaciones que han dado al Real Madrid una Liga y dos Copas de Europa en los últimos tres años.

¿Debe seguir la BBC?

Esa es la pregunta que surge de inmediato. Una pregunta que Isco y Asencio han respondido con jugadas espectaculares, minutos valiosos, goles, asistencias y, sobre todo, títulos. Hoy en Madrid se habla de la “CIA”, colocando a Benzema y Bale como piezas de recambio.

Quizás Benzema tiene algo más en ese beneficio de la duda, pero el zurdo galés ya se le acaba el tiempo. Basta con ver sus estadísticas para saber que la inversión que Florentino Pérez y su Real Madrid en este negocio no va en el mejor camino.

Bale jugó 44 partidos en su temporada debut (2013/2014) donde anotó 22 goles con una media de 0.50 goles por juego. Un año más tarde (2014/2015) el antiguo Lateral Izquierdo del Tottenham jugo más (48 partidos) pero marcó menos (17 goles) y dejó una media de 0.35 goles por compromiso.

Pero desde la 2015/2016 el descalabro ha sido épico. Esa temporada jugo 30 partidos y marcó 19 –con una primera parte de temporada alucinante y una segunda para el olvido-, y la pasada zafra, la 2016/2017, Bale jugó solo 22 partidos y marcó 9 goles.

Esta temporada ya la historia comienza muy mal. El galés ha marcado 3 goles en 9 juegos y está, una vez más, de baja por lesión. Se estima que el Madrid esté sin Bale al menos un mes más, por problemas en su sóleo que ya parece estar maldito. Esto, además, va unido a un lapidario récord de 69 victorias en 83 juegos del Real Madrid sin el extremo de Gales.

Está muy claro que al Real Madrid no le hace falta Bale, aunque desde la directiva insistan en sacar provecho de los 99 kilos que les ha costado el fichaje del internacional galés.

Artículos relacionados