La ovación

Isco detiene el juego aburrido

El malagueño fue el único que generó fútbol ante el Espanyol en casa

Volver

01/10/2017

Isco detiene el juego aburrido

Fuente:diariogol.com

El Real Madrid está sufriendo una merma en su juego en estos momentos. No hay que confundirlo con la pegada en ataque. Ahí los de Zidane están dando el callo como demostraron contra el Dortmund el pasado martes. Sin embargo, en lo de dar espectáculo están más en el debe que en el haber. En el 2-0 contra el Espanyol tan solo Isco Alarcón demostró la chispa y la magia de un equipo que pretende la excelencia. El malagueño pide la pelota y la mueve con soltura. Encima tira a puerta con puntería, tal y como apuntó con dos tantos. El resto están en un pico de forma inferior. La consecuencia es un juego aburrido en casa. Aunque tampoco calamitoso.

Ni Modric, ni Kroos ni Asensio. En el mediocampo del Real Madrid contra los pericos no se vio la cercanía de la mejor versión de estos cracks. Al revés. Pases inconexos y planos para desplegar un partido sin luz ante el público a favor. Algo nada alarmante porque ganaron, pero no fue el día para pagar una entrada para ver a un conjunto plagado de estrellas. Por el contrario, Francisco Alarcón da motivos para pensar que a día de hoy es medio Madrid. Juega y hace jugar. Fundamental ante el planteamiento tan cerrado del Espanyol.

Menos Cristiano.  Es cierto que tuvo opciones, pero no las materializó. En Dortmund apareció el “killer” y en el Bernabéu el delantero sin demasiadas opciones por un mediocampo que generó poco. Los pases de balón sin velocidad conducen a ver partidos donde el resultado es un mero trámite.

Sin embargo, ¿Tiene un problema de juego el Real Madrid en casa? Una victoria, la del Espanyol, dos empates y una derrota en liga son números que le alejan de un Barça que en el Camp Nou ha ganado todo sin tampoco grandes alardes. La solución a día de hoy. Balones a Isco y que el ex del Málaga juegue al fútbol. El resto de sus compañeros del medio deben poner un punto más de clase. La tienen de sobra. Aparecerá seguro. Esto es solo un bache de espectáculo. Pasará.

 

Artículos relacionados