La ovación

Homenaje ejemplar a Iniesta

El Barcelona ha demostrado, una vez más, que sabe reconocer públicamente a sus estrellas españolas cuando dicen adiós al club. Contrasta con los casos en el Madrid en la era Florentino.

Volver

19/05/2018

Homenaje ejemplar a Iniesta

Andrés Iniesta ha vivido este viernes un tributo en público por su gran servicio al Fútbol Club Barcelona. Pocos deportistas, más allá del fútbol, se lo merecen más que él por sus valores. Desde la tribuna del Camp Nou su equipo montaba una “fiesta” con escenario por donde iban pasando para hablar con él compañeros de quilates que ha tenido como Xavi Hernández y Samuel Eto´o o presentes como Gerard Piqué. Como espectadores en sus asientos, su familia y amigos. Incluidos también la cocinera de La Masía de cuando era pequeño y los guardias de seguridad que custodian la entrada al estadio. Una muestra de que este genio mira más allá de la burbuja que rodea a estos millonarios. De hecho, su posible marcha a Asia radica en que busca un contrato importante para mejorar el futuro de sus vinos y con ello el de las personas que trabajan en ese proyecto. Homenaje ejemplar a Iniesta. Ese es el resumen de una noche para el recuerdo de todos los amantes del deporte rey.

Foto:lavanguardia.com

Es inevitable la comparación con el eterno rival. En el Real Madrid se han vivido despedidas de historia viva blanca que no han tenido un final feliz y no por culpa de ellos precisamente. Hay tres casos que sobresalen por encima del resto. Y todos en la era Florentino. El primero el de Vicente del Bosque. En junio de 2003 no se le renovaba el contrato alegando una “modernización necesaria en el banquillo”. Pues bien, no se le hizo ningún homenaje a un hombre que llevaba en la casa más tiempo que el Presidente. Luego están Raúl  y Casillas. Del primero nos enterábamos que se le iba a condecorar pocas horas antes del mismo día. Del segundo hubo que hacer dos actos por el ridículo del primero con él solo dando la cara.

Mal fin de semana para el doce veces campeón de Europa. Tendrá que observar además como a Buffon se le respeta públicamente en su último partido con la Juve y a Torres con el Atleti. Sus dirigentes pueden coger lápiz y papel para copiarlo cuando les toque el siguiente adiós. No pasa nada. Reservan sus fuerzas a sacar los trofeos cuando CR7, un jugador que no es de la casa, gane otro merecido balón de oro.

 

Artículos relacionados