La ovación

Correr, herramienta terapéutica contra la depresión y la ansiedad

Las ventajas y beneficios de correr se reflejan de manera inmediata y tienen un efecto que se mantiene a largo plazo.

Volver

05/04/2018

Correr, herramienta terapéutica contra la depresión y la ansiedad

Diversos estudios realizados han obtenido la evidencia de que hacer ejercicios aeróbicos regularmente mejora el estado de ánimo y aumenta los niveles de energía.  Los datos obtenidos indican que los ejercicios más potentes para combinar con tratamientos para la ansiedad incluyen actividades aeróbicas rítmicas y que utilicen un grupo muscular grande. De acuerdo con esto, correr es ideal.

El cuerpo interpreta el ejercicio físico como un tipo de dolor y responde liberando endorfinas. Son neuro transmisores producidos por la glándula pituitaria. Estas sustancias químicas son analgésicos naturales y cuando son liberadas, producen una sensación de relajación que puede permanecer por un tiempo. Por esta y otras razones, los efectos terapéuticos de correr incluyen un mejor estado de ánimo y un organismo menos propenso a la fatiga.

Se puede pensar que a un organismo fatigado no es muy buena idea imponerle ejercicio físico, sin embargo, se ha comprobado que correr combate la fatiga y la ansiedad por medio de muchos mecanismos. Este ejercicio aumenta la temperatura corporal, aumenta la circulación de sangre al cerebro, afecta las actividades hormonales y nos hace más fuertes con respecto a nuestra tolerancia al estrés. En cuanto a la fatiga, correr hace que el sistema nervioso aumente la energía, lo cual reduce el cansancio y nos hace más resistentes en general.

Las ventajas y beneficios de correr se reflejan de manera inmediata y tienen un efecto que se mantiene a largo plazo. Correr te puede hacer sentir muy bien en muchos aspectos, por un lado el ejercicio te ayudará a aumentar la autoestima, pues ayuda a bajar de peso y a sentirnos más fuertes y saludables. Correr, además te obliga a desconectarte de todo por un rato y con la práctica verás que esto se hace cada vez más fácil, hasta se hace mecánico. Finalmente, si corres al aire libre tomarás un poco de sol y  esto te ayudará a producir vitamina D (para la cual se necesitan rayos ultra violeta), la cual cumple una función muy importante en la absorción del calcio.

A pesar de que el ejercicio es, en general, muy bueno, siempre se deben tener algunas precauciones, tomando en cuenta nuestras condiciones particulares de salud y nuestra edad. Por esto, como con un tratamiento, antes de comenzar un programa de ejercicio, se recomienda consultar con un médico.

Al principio puede ser difícil e incluso aumentar ligeramente nuestros niveles de ansiedad. Es natural que al comenzar a ejercitarnos (y conforme aumentamos el esfuerzo), nos sintamos agitados y nuestro corazón se acelera, muchas veces estas sensaciones pueden confundirnos, pues son también típicas de altos niveles de ansiedad o las tenemos normalmente durante un ataque de pánico. Recuerda respirar bien durante tu entrenamiento, esto es muy importante. No te presiones, sólo tú conoces tu cuerpo y tu ansiedad, así que ve a tu ritmo, verás cómo poco a poco vas desarrollando más confianza.

 

Artículos relacionados