La ovación

El casting sin timón

El Real Madrid está buscando entrenador sin tener en cuenta un determinado estilo de juego. Klopp, Pochettino, Allegri o madridistas. Da igual el rumbo ofensivo o defensivo

Volver

07/06/2018

El casting sin timón

A pocos días para que comience el mundial de Rusia un porcentaje alto de equipos punteros ya han tenido reuniones protagonizadas por el staff técnico y los mandatarios con el objetivo de la próxima temporada. Es lo que corresponde a este tramo del año en el que el fútbol se cuece en los despachos.  Ahí falta el Real Madrid, que demuestra una vez más que el entrenador en materia de fichajes es cuestión baladí. No es lo mismo tener a Neymar o Lewandowski, por ejemplo, con un Kloop o un Allegri que les van a exigir sacrificio táctico que con un Michel o Guti que primarán el fútbol más de toque. Es lo primero a tener en cuenta. ¿Cómo quiere jugar este equipo? ¿4-3-3 o 4-4-2 siguiendo la senda continuista de Zidane? ¿4-2-3-1 o 5-3-2 más perfil italiano? No se sabe porque falta la cabeza visible. El casting sin timón. Fichar por fichar para hacer olvidar rápido la marcha de un hombre discutido en la pizarra y seguro en la gestión de grupo.

Foto: futboltotal.mx.com

!Mal Zidane porque nos ha dejado tirados! Este es el sentir de algunos madridistas que no sopesan las causas del adiós y solo las consecuencias. El francés se ha marchado como un buen profesional. Ganando en Europa y sin hacer ruido, que podría haberlo hecho. Tampoco hay que descartarlo en un futuro. La vía Ancelotti con un libro es interesante. Los blancos no tendrían que tener problemas en encontrar un sustituto. Para entrenar al trece veces campeón de Europa debería haber empujones.  Sin embargo, en Europa ya se conoce que a Florentino Pérez le duran los técnicos tres años como mucho. No se puede pensar un proyecto largo nada más aterrizar en Madrid, entonces. Hándicap importante para decantarse pisar el Bernabéu.

Este tema será eliminado de la escena pública con la ilusión por bandera. Fichajes galácticos, como frase envolvente. Así empezó en 2003 la decadencia de la primera era florentiniana. Del Bosque fue cambiado por Queiroz, Luxemburgo, López Caro… Esta vez es diferente.  Zidane se ha marchado por su propio pie. Tampoco iba a durar el reinado en Europa toda la vida. El siguiente capitán del barco ya lo sabe  La Champions o la “hoguera”. Nadie se quiere quemar.

 

Julio Gómez @juliogomez92

Artículos relacionados